jueves, 24 de noviembre de 2011

Permanencia



Hay cosas que no cambian. Si la modernidad de los coches aparcados no lo delatara, podría ser la estampa de alguna ciudad española en los años cincuenta. Pero está tomada en las calles de Oporto en septiembre de 2011.

¿Nos ha dejado así la crisis o es que nunca hemos llegamos a salir del todo de esta Iberia profunda?

Caminando

¡Cuántas veces transitamos por la vida, casi marcando el paso, sin darnos cuenta de todo lo que nos rodea!