Así da gusto


La luz del amanecer, la marejada rompiendo contra el acantilado, ese inverosímil color turquesa salpicado de espuma, las rocas...
compensa el madrugón.
(El Playazo, Cabo de Gata, mayo de 2008.)

Comentarios

Entradas populares de este blog

La hora violeta