lunes, 9 de febrero de 2009

Puertas (III)






Nuestra vida está llena de puertas. Continuamente pasamos de unas estancias a otras, cruzamos corredores que nos llevan a otras habitaciones con otras puertas.

A veces esas puertas cierran una casa entera, una finca. Pueden ser la entrada de mansiones señoriales, de iglesias, de pisos de estudiantes, de despachos, de burdeles, de conventos de clausura.

A veces, en nuestra vida, se cierran puertas. O las cerramos. Y dejamos atrás la sala en la que hemos estado, donde quizás hemos habitado mucho tiempo. Y nos internamos por el largo pasillo, sin saber qué nos encontraremos detrás de las nuevas puertas que irán surgiendo. Sin saber siquiera dónde están esas puertas. Pero sabiendo que existen.

El corredor de la vida es oscuro y para transitar por él sólo contamos con el débil farol de nuestra intuición y las pocas cosas aprendidas de los sabios y de nuestra propia experiencia, plagada de errores. Y la única forma de recorrerlo es poner un pie detrás del otro y confiar en acertar con la puerta adecuada.

Yo acabo de cerrar una puerta de mi vida. De clausurar una estancia. No es fácil, hay que dejar atrás muchas cosas, hay que tener el valor de abandonar la cómoda sala y aventurarse por el incierto pasadizo. Y recorrerlo a solas, porque el calor de la amistad conforta el frío que siente el corazón pero no puede reemplazar la necesidad de encontrar uno mismo las nuevas puertas y, tras ellas, las nuevas salas de la existencia.

30 comentarios:

Fede dijo...

Me gusta el tema elegido, las fotos están bien aunque personalmente hubiese utilizado mas ajustes de niveles por zonas para realzar más las texturas de piedras, puertas etc.

rubenlois dijo...

Buenas Fotos. Y suerte en tu neva sala de la vida.

luis calle dijo...

Has sido valiente en tu decisión, por eseo espero que las nuevas puertas que se abran ante ti te lleven a una nueva estancia plena de luz.Suerte, amigo!!

Isabel dijo...

Me atraen los colores de la serie. Son motivos sencillos con los que obtienes resultados sorprendentes. Las tres fotos me gustan pero me gustan aún más acompañadas del texto. Lo único que siento es que lo hayas escrito porque deja entrever emociones con las que es difícil lidiar. Vivan los valientes.

Un abrazo

Leticia dijo...

Preciosas, pero mi preferida es la azul

Ardilla Roja dijo...

No entiendo mucho de puertas, pero pero si de pasillos oscuros y admiro tu valentía.

Un abrazo muy fuerte y ya sabes donde estoy :)

Junkal dijo...

Cuando una puerta se cierra se abre una ventana... a lo mejor se piensa que no entra tanta luz pero si la puerta está en sombra y la ventana mirando al mar... no sé yo qué decirte ;-). Ánimo y suerte. Saludos.

Me quedo con la puerta azul y su número, si me lo permites.

Federico Pomponi dijo...

Bellísimas imágenes!
Quien tiene el valor de cerrar una puerta, sin duda, obtendrá el beneficio de elegir entre muchas otras.
Conserva tu valentía para ese momento!

Saludos y éxitos!!!

anitta dijo...

son geniales, las puertas y las fotos !

la ultima puerta...me atrae mucho
muy buena foto

un abrazo

Osselin dijo...

Tengo cientos de fotografias de puertas. Las puertas tenían un valor mágico en la antigüedad, las cerraduras y goznes un significado, el tirador otro...Ahora las hacen en serie.

Osselin dijo...

Por cierto a los 50 años despues de trabajar 26 años en la misma empresa , decidi cambiar de trabajo. Me ha ido bien. Podría ponerte ejemplos en mi vida personal.
Cuando cierras una puerta cualquier cosa es posible y eso es una gran esperanza.

Ñoco Le Bolo dijo...

:
Cuando se cierra un puerta es que has abierto otra. Esa es la que interesa. Se abre un abanico de posibilidades.
Buena serie de fotos.

Un saludo
_____________________________
CristalRasgado & LaMiradaAusente
_____________________________

Odiseo dijo...

FEDE: Gracias por la sugerencia. Las fotos están tratadas: la primera con un HDR, la segunda por zonas y la tercera también por zonas aunque menos a fondo. Tomo nota para mejorar.

RUBENLOIS: Gracias por ambas cosas.

LUIS: Valiente o realista, no sé. Seguro que habrá suerte. Gracias

ISABEL: Gracias. Viendo muchas buenas fotos he llegado a la conclusión de que no se necesita un motivo complejo para conseguirlas. Yo también lo conseguiré algún día!!!

LETICIA: ¡Pues que viva la azul!

ARDILLA: Bueno, los pasillos oscuros acaban teniendo puertas. Besos.

JUNKAL: A mí también me gustó el número de la azul, que recuerda una canción de Sabina. Y no vendría mal una ventana de esas con vistas y aire fresco.

FEDERICO: Tampoco exageres la valentía. Gracias.

ANITTA: Quizás la última te atrae, sin saberlo, porque es de Irlanda, tierra a la que le tienes predilección. Es la que menos me gusta, pero la he puesto como cierre de la serie porque está abierta y su color es más alegre, en plan final feliz.

OSSELIN: Toda la vida ha cambiado mucho. Estas puertas son del mundo rural, donde aún se hacen (o se hacían) artesanalmente. Y los cambios en nuestras vidas, serán para bien o para mal, pero si hay que hacerlos se hacen.

ÑOCO: Bueno, ya veremos lo que voy abriendo. Un abrazo.

Encarna dijo...

Las puertas son una de mis temáticas preferidas, cuanto más viejas y antiguas más me atraen.
Tomar las riendas de nuestra vida es difícil. Cerrar puertas, voluntariamente o por necesidad, nos deja heridos. Darnos un tiempo para las curas es necesario.
Te deseo mucha suerte en tu búsqueda.

Con un par de Sensores dijo...

Me encanta esta mini-serie de puertas. Me guatan por lo estético y por su significado metafórico.. Puertas ante nuestros ojos que se abren y otras que dejamos atrás cerrándolas de un taconazo.

Besos!

Víctor Roblas dijo...

Espero Odiseo que en esta tu nueva etapa, encuentres todas la puertas abiertas. Bonita y característica selección de puertas. Saludos.

Odel dijo...

Preciosas puertas y texturas ,seguro que detras de ellas se esconden cantidad de historias diferentes y singularres

Donelia Pérez dijo...

Bonito tema...y bonita serie...Suerte!

Araceli dijo...

La vida nos lleva de aquí para allà, aprendiendo de los éxitos y fracasos propios y ajebos. Serrat decía en una canció "nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio.." Los cambios no son malos por definición. En cualquier caso la fotografia es un buen compañero de viaje.

Marga Ferrer dijo...

Cada puerta trae detrás una nueva emoción, una vivencia, una responsabilidad, una sorpresa, una cosa... Veo que te gustan los colores y que te refugias en lo de antaño por ello supongo que eres una persona alegre y familiar. Preciosas fotografías :-). y mucha suerte en tu nueva aventura :-**

Oscar dijo...

A mi me pasa algo raro con las puertas, no me gusta nada cerrarlas, las abro, pero nunca las cierro (las del coche porque no me queda otra, que si no...) y me llevo muchas veces la bronca por eso...
Oye, que quieres que te diga, me encanta tu foto blog, tienes fotos muy buenas.
Un abrazo
Óscar

Nusael dijo...

Tete me encantan esas puertas, bello colorido que creo que simboliza tu optimismo ante tu nueva etapa... estoy segura de que si te has cerrado una puerta, no será para encerrarte eso seguro! Mucha suerte y ya sabes dónde me tienes para lo que necesites. Te he puesto como amigo en mi blog ;)

cuentosbrujos dijo...

Me encantan puertas y ventanas como motivo fotográfico, tengo cierto afán en ellas, pero veo que no soy el unico , en la red hay gente que hace buenas tomas , como estas
saludo sbrujos

Odiseo dijo...

ENCARNA: compartimos, también, ese gusto por las puertas. Muy cierta la necesidad de darse un tiempo. besos.

CON UN PAR: Sonia, siempre atinados tus comentarios. La diferencia es que yo no cierro las puertas de un taconazo. Besos.

VICTOR: Gracias. No estarán todas abiertas, pero las abriremos.

ODEL: Muy cierto. Creo que por eso nos atraen las puertas, además de la estética excitan nuestra imaginación.

DONELIA: Pues gracias... y gracias!

ARACELI: Inteligente reflexión. Tomo nota de las palabras del sabio Serrat.

MARGA: No sabemos lo que traerá cada puerta, pero ojalá sean hermosas experiencias. Gracias.

OSCAR: Cada cual tiene sus manías. Pero me quedo con el elogio final, que viniendo de quien sí que sabe de esto, me halaga como no te puedes hacer una idea.

NUSAEL: No se te escapa una!. En efecto, la elección y el orden de las puertas no es aleatorio. He dejado para el final la más alegre y que está abierta!!

CUENTOSBRUJOS: Sí, es un motivo clásico. Pero, qué quieres que te diga, me siguen gustando.

Sinuhe dijo...

Tienes mucha razón, nos pasamos la vida cruzando puertas, entrando y saliendo sin apenas reparar en ellas.
Soy un enamorado de la fotografía de puertas y ventanas y las tuyas me parecen buenísimas. :)

Salud.

la jardinera dijo...

Que todo lo que aparezca de trás de esa puerta que se abre de nuevo, te sea postitivo y dulce al paladar.
La vida es tan sólo eso, un abrir y cerrar de puertas que nos proporcionan el conocimeinto y el crecimiento.

Besos,

chanclas dijo...

Las puertas son un tema que siempre me ha atraido. Respecto a la que has cerrado, a veces es mejor hacerlo que quedarse en medio de. Quedarse en medio no es estar dentro ni fuera.
Un privilegio escuchar a Haendel mientras te escribo. Un saludo

Su Chua Phin 徐蔡斌 dijo...

Beautiful color ...

Every door tells a story :)

Greetings from Malaysia.

Maya dijo...

Curioso..pero si hay algo que me apasiona cuando visito un país árabe son las puertas. Qué perfectamente labradas, qué combinación entre el metal, la madera, los dibujos, los colores..
Acabo de llegar de Marrakesh y el 70% de mis fotos son puertas.
Texturas, macros...
Quizá tiene algún paralelismo con algún aspecto de mi vida...

Me gustan mucho tus fotos, Juan.
Un placer haberte encontrado en la red.

Saludos

LE PICCOLE MERAVIGLIE dijo...

La última fotografia me encanta. Es una de esas pruebas de como algo "insiggnificante" puede ser especial. Por cierto, gracias a tu comentario sobre mi fotografía de perfil me he animado hacer un post con el resto de la serie, pásate y espero que te guste. ;)