Posar




¿Por qué nos cuesta tanto posar? ¿Porque, en el fondo, no nos gustamos reflejados en el espejo? ¿Tampoco se gustan los guapos? Qué difícil -y qué gratificante para el fotógrafo- es encontrar a esa persona que mira con tranquilidad, no digo ya con seducción, a la cámara.

Desde luego, la niña lo tiene muy claro: de posar, nada. La mujer parece más segura de sus encantos, o ha llegado a controlarse mejor, o simplemente se encuentra a gusto. A saber.


Kadar (http://kadar.es/), 27 de julio de 2008

Comentarios

David Puente ha dicho que…
Son dos buenas fotos, aunque en la primera le has cortado la cara a la niña.
Se nota que son espontáneas y no están preparadas.
Odiseo ha dicho que…
Pues sí, David, le he cortado la cara. No es la influencia de Sonia, simplemente es que no se estaba quieta la puñetera. A la vista está que no quería que le hiciera ninguna foto. Con todo, me gustaba el resultado, la complicidad entre la niña y la mujer...

Por curiosidad, ¿por qué prefieres el BN al sepia?
Ardilla Roja ha dicho que…
Esto ya lo hablamos. Creo que salimos mal en las fotos, porque rara vez proyectamos algo.

En estas fotos en concreto yo no diria que han salido mal ninguna de las dos. La mujer mira al fotógrafo y se ve complicidad entre ellos, sus ojos hablan!. En cuanto a la niña, está claro que hubiese preferido hacer otra cosa, pero aun asi, proyecta una emoción.

Me gustan las dos. Lastima del corte de barbilla en la primera.
Marga Ferrer ha dicho que…
Creo que no nos gusta posar porque es un acto de entrega "desconocido", un momento indefenso en el que no controlamos el resultado. Me gusta creer que soy guapa cuando le sumo lo de dentro y eso no es fácil de captar en una sola instantánea. Me gustan las fotos porque hay más de dentro que de fuera. Gracias por visitarme. ;-)
Odiseo ha dicho que…
Marga, mi técnica no es muy depurada, pero siempre he intentado captar en los retratos, en la medida de lo posible, el interior de la persona, ese gesto característico, esa mirada, ese guiño, esa sonrisa o esa seridad que transmite algo de su forma de ser. Otra cosa es que lo consiga...

Bienvenida a este rincón y gracias por tu visita.

Besos.

Entradas populares de este blog

La hora violeta