Puertas (II)



Hay tantas puertas como casas. O como personas. O como estilos. O como vidas.

Aquélla custodiaba la inviolabilidad y los tesoros del templo. Esta, los útiles del pescador.

Playa de Las Salinas, Cabo de Gata, Almería, mayo de 2008

Comentarios

XuanRata ha dicho que…
Da la impresión de que esta cerradura desnivelada no resistirá muchas miradas más.
Cómo nos atrae el óxido. Los objetos oxidados demuestran que han vivido y que precisamente por eso son frágiles.

Prueba a aplicarle un cierto viñeteado a la imagen. A ver si te gusta el efecto.
August ha dicho que…
El paso del tiempo y lo que ha vivido esa puerta se refleja en el oxido y la madera. Buen detalle!
Ardilla Roja ha dicho que…
Coincido con los dos contertulios. Se ve mucho en esa pintura desconchada y ese cerrojo oxidado.

Una imagen vale más que mil palabras, dicen.
Odiseo ha dicho que…
Gracias por vuestros comentarios. Sí, hay objetos en los que se nota que por ellos ha pasado la vida dejando su huella. Creo que eso fue lo que me atrajo de este.

XUANRATA, gracias por la idea. De hecho, ya pensé en aplicar un viñeteado e incluso un sutil degradado de la zona exterior de la foto, pero se me ocurrió cuando la imagen ya estaba casi lista en PS y no sé hacer viñeteados sino desde ACR... Seguro que se puede, pero ahora mismo no sé como y volver a empezar a hacer los ajustes tampoco me seducía. A la próxima.
MªTeresa Gómez Puertas ha dicho que…
Me encanta esta serie de puertas...
Odiseo ha dicho que…
Mª TERESA: Es un honor que te pasees por aquí. Da la impresión de que somos amantes de las puertas. Las hay que dicen mucho. Gracias.

Entradas populares de este blog

La hora violeta